Trastorno límite de la personalidad

trastornolimite.com
Portal sobre el trastorno límite de la personalidad (TLP)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La autoestima

La autoestima es la valoración que tenemos de nosotros mismos. La opinión que tenemos de nosotros de una forma general.

  • Una persona con autoestima alta tiene confianza en si misma, más que nada, está consciente de que su mejor recurso es su propia persona. Se ama y se quiere a si misma y lo más importante, se acepta.
  • Una persona con autoestima baja piensa que es insignificante, la soledad parece perseguirla y tiene dificultades para comunicarse.

Este sentimiento se forma (se aprende) desde la infancia a partir de las experiencias y comunicaciones con las otras personas, se compara nuestro propio valer con las que nos ha dado el mundo. Esta calificación que nos damos es la autoestima, y se va asimilando a través del concepto que otros nos transmiten.

La autoestima baja, se puede cambiar y volver más positiva:

  • Reconocer que nuestra autoestima es baja
  • Convencerse de que la autoestima puede cambiar
  • Decidir cambiarla
  • Reconocer que solo nosotros podemos hacer el cambio.
  • Hacer un balance de virtudes y defectos.
  • Estar conscientes que todo se puede modificar (excepto cosas físicas).
  • Empezar con lo sencillo.
  • Cambiar para nosotros mismos.
  • Aprender a vivir con lo que no se puede cambiar.

Es importante una autoestima positiva para sentirnos más satisfechos y tranquilos, es un motivador poderoso para las metas a corto y a largo plazo. Una persona físicamente atractiva no necesariamente tiene una autoestima alta y el hecho de tener una alta autoestima no nos vuelve egoístas ni presumidos.

Para ayudar a mejorar la autoestima de los jóvenes:

  • Mediante la educación saber poner límites.
  • Impartir disciplina, y enseñar orden sin dejar de demostrar cariño y apoyo.
  • Con demostraciones de confianza, ternura y comprensión, ejemplos de orden, trabajo y respeto.

La comunicación es intercambiar información entre dos o más personas.

Para establecer la comunicación es necesario percatarnos y que se percaten de nuestra existencia y la de los demás. Debemos entrar amistosamente. La comunicación nos hace más fácil relacionarnos con las demás personas. Una buena comunicación personal se logra conociendo que otra persona conozca algo a cerca de nosotros mismos y conocer más a la otra persona. Ninguna persona es igual ni tendrán totalmente las mismas opiniones, hay que respetar, todas las opiniones son valiosas.

Para una comunicación personal existen cuatro cuestiones:

  • Qué decir.
  • Cuánto decir.
  • Cuándo es el momento oportuno.
  • Cómo decirlo.

Una comunicación es efectiva cuando decimos las cosas con palabras sencillas y honestidad.

Cuando una comunicación no es efectiva se encuentra falta de especificidad negativa destructiva, rechazante, complicada e irresponsable.

Para comunicarnos con claridad, Ginott, sugiere lo siguiente:

  • Digamos en forma asertiva lo que vemos.
  • Digamos de manera abierta lo que sentimos.
  • Repitamos lo que oímos para comprobar si entendimos.

Esto se basa en el respeto y consideración hacia los demás. Para poder hacer que los demás sepan lo que sentimos y pensamos, es necesario comunicarlo.

Para lograr una comunicación abierta debemos escuchar y responder abiertamente, ser capaces de escuchar a alguien más que no seamos nosotros mismos. Para una verdadera conversación se necesita escuchar. En las relaciones personales no debe de haber un ganador o un perdedor. No es una lucha de opiniones si no un intercambio de estas.

La comunicación no verbal es aquella que se da a través del cuerpo y de los sentidos. Tono de voz, expresiones faciales, movimientos del cuerpo etc. Es la mitad de toda la comunicación. Es necesario que el mensaje que estamos dando se apoye con la comunicación no verbal ya que podría interpretarse mal su significado.

El manejo del afecto es tratar de conseguir un objetivo mediante nuestra forma de actuar (simpática agradable, sensual…). Las mujeres en cuanto al manejo del afecto, se muestran más desvalidas de lo que están, mientras que los hombres puedan intentar que la mujer crea ser la única persona en todo el mundo que puede entenderlo.

Cuando se manipula el afecto, puede pasar que:

  • El afecto sea mal entendido.
  • Que sea utilizado en perjuicio de nosotros.

La asertividad es hacer valer los derechos propios diciendo lo que necesitamos, creemos, sentimos y pensamos, de manera clara, directa sin agredir y mediante el respeto. Hay que diferenciar a la asertividad de la agresividad.

La asertividad implica:

  • Expresar con firmeza valores.
  • Con claridad pensamientos.
  • Con profundidad sentimientos.

La gente asertiva impone de manera natural respeto y admiración.

Para ser asertivo se necesita:

  • Valorarnos y aceptarnos a nosotros mismos.
  • Mantener con firmeza nuestra posición, respetando a los otros.
  • Ser claros directos y firmes en la comunicación.
  • Saber cómo, cuándo y dónde decir las cosas.

La toma de decisiones es el proceso mediante el cual:

  • Determinamos qué hacer.
  • Definimos nuestro futuro y metas.
  • Escogemos pasos a seguir.
  • Solucionamos problemas.

El proceso consciente de toma de decisiones nos permite:

  • Alcanzar y disfrutar metas.
  • Examinar las diferentes opciones.
  • Considerar las consecuencias nmediatas.
  • Reflexionar acerca de la decisión tomada.

Por ejemplo, en cuanto a sexualidad, alcohol, drogas, etc. podemos resolverlo mediante:

  • Hacer un esfuerzo por entender la situación. 
  • Buscar y enlistar diferentes posibilidades de solución y las opciones a nuestro alcance.
  • Obtener la mayor información posible a cerca de cada una de las opciones.
  • Especificar ventajas y desventajas.
  • Considerar consecuencias negativas y positivas a corto, mediano y largo plazo.
  • Tener en cuenta nuestros valores.
  • Tener en cuenta las preferencias de las personas que puedan involucrarse en la decisión.
  • Seleccionar la mejor alternativa.
  • Tomar la decisión y observar los acontecimientos.

La mejor decisión que podemos tomar es aquella que esté basada en hechos, no en interpretaciones, y aquella que esté de acuerdo con nuestros valores personales.

Según W.H. Weiss:

  • No decidamos algo cuando no conocemos todos los hechos o a la persona involucrada en la decisión.
  • Posponer una decisión de la cual no estemos seguros de las consecuencias.
  • No tomar una decisión hasta tener todos los puntos de vista que podrían afectar lo aceptable de la decisión.
  • Posponer la decisión para ganar algún tiempo cuando la gente nos presione a tomarla. 

Cada persona tiene derecho a tomar sus propias decisiones. La responsabilidad está muy ligada a la toma de decisiones ya que cada quien elabora su propio plan de vida sin que los demás lo hagan por nosotros y de no culpar a los demás por las consecuencias negativas de nuestras acciones.

En la adolescencia se tienen muchas decisiones tomadas por impulsividad, como podría ser, tener relaciones sexuales sin usar anticonceptivo o probar drogas sin pensar en las consecuencias. Muchos adolescentes hacen sin pensar lo primero que se les ocurre sin pensar en las consecuencias.

 Foro Borderline

Buscar


Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación.