El precio de la tranquilidad

"...Hace días que me acecha, qué digo me acecha, que me taladra completa, una pregunta: ¿Qué precio tiene la tranquilidad?
Ahora mismo, como ejemplo y para entrar en perspectiva, podría decir que mi efímera tranquilidad cuesta una cajetilla de cigarros y una botellita de vino. ¿Y por qué específicamente ese par? Porque cometí la insensatez de dejar de fumar y de beber al mismo tiempo, porque me siento autosuficiente aun en mis momentos más infaustos y porque no he entendido que perder el control es parte de vivir y que no está mal si se atienden las causas. ¿Y qué precio tiene la tranquilidad después de los cigarrillos y el vino? Este, pues, digamos, es el punto en donde se jode todo. La tranquilidad permanente, tal como la felicidad o algún otro de esos estados envidiables del ser humano, se vive por pedacitos hasta que encontramos la manera de jalar la cuerda para que duren más. Sumergida y obsesionada con el estado –de sosiego– que en mí peca de perecedero, me puse a leer y, en una de las tantas cosas que repasé –volcado a la ansiedad–, decía que «el sujeto no cuenta con elementos suficientes para defenderse de un peligro supuesto o real» y me proyecté no porque en todo lo que lea siempre busque identificarme sino porque en lo que leo siempre encuentro una partecita que presume ser de mí. Yo toda mi puta vida he sido ansiosa. Recuerdo que alguna vez tuve un trabajo muy bonito y muy agobiante en un pueblito de Guanajuato, pero no contaba con un flujo de dinero considerable –como para gastar en ansiolíticos dignos y como para sobornar a quien fuera por la ausencia de una receta–, entonces fui a una farmacia de genéricos y le dije a la encargada: hola buenas tardes oiga lo más parecido al lorazepam alprazolam clobazam clonazepam oxazepam temazepam quazepam o cualquier cosa que termine en pam por favor o qué me dice del propranolol o fluoxetina jajaja como mi tía Tina. La encargada se volteó, buscó en uno de los estantes y me extendió un maldito frasco con tabletas de pasiflora y azahar. Perdí la calma que me quedaba y mis Converse y yo, después de patear a la botarga que bailaba afuera del lugar, corrimos lejos hasta dejar atrás la tierra hostil. ¿Y qué precio tenía la tranquilidad después chupar el gotero o tomarme un par de píldoras que no pude comprar? Este, pues, digamos, es el mismo punto en donde se jode todo. Medido en ansiolíticos: poder dormir, no comerte las uñas, no sudar las manos, anestesiar al cuerpo un rato, pues, cuesta dinero y otras cosas a largo plazo. Pero no hay cosa que le anestesie a una el alma. Camino a descubrir el precio de la tranquilidad, aprecio en la superficie que hay muchas causas para sentirse intranquilo, pero también –e incluso el doble– para buscar no estarlo. Camino a descubrir el precio de la tranquilidad, comienzo por asumir con benevolencia el costo de mis decisiones mal administradas. No voy por un mal camino, me digo mientras me sirvo una copa de tinto y busco ser justa manteniendo la calma tanto como la culpa."


El precio de la tranquilidad
 

AngelHachi

Usuario veterano
Registrado
20/3/15
Mensajes
1.006
País
Mexico
Género
Masculino
Un pequeño relato acerca de la ansiedad por parte de la autora, otra que disfruto mucho, @Soledad Absoluta espero la aprobación para que lo pongas junto los otros
 

AngelHachi

Usuario veterano
Registrado
20/3/15
Mensajes
1.006
País
Mexico
Género
Masculino
Ah ok, entonces Neo es el jefazo del lugar, no sabia, gracias @Soledad Absoluta. @Neo, hay checalo por fa.
 

Neo

Administrador
Registrado
5/6/14
Mensajes
35.781
¿Donde quieres que lo ponga? ¿?
 

AngelHachi

Usuario veterano
Registrado
20/3/15
Mensajes
1.006
País
Mexico
Género
Masculino
Disculpa @Neo, creo donde moviste los otros post (creo era Kiosko), ya que son artículos y no relatos personales (de los que estan en el foro), muchas gracias.
 

AyiLuz

Usuario
Registrado
10/2/16
Mensajes
149
Edad
34
País
Argentina
Género
Femenino
Ánimo
En paz
"Camino a descubrir el precio de la tranquilidad, comienzo por asumir con benevolencia el costo de mis decisiones mal administradas. "... que palabras! me encantó
 

AngelHachi

Usuario veterano
Registrado
20/3/15
Mensajes
1.006
País
Mexico
Género
Masculino
Es muy buena mi alma de mi vida
 

Melina

Usuario
Registrado
24/1/16
Mensajes
63
Edad
36
País
Pinamar
Género
Femenino
Ánimo
Anárquico
Quien escribió eso? Me gusta! No porque busque identificarme en todo lo que leo.... jiji
 

AngelHachi

Usuario veterano
Registrado
20/3/15
Mensajes
1.006
País
Mexico
Género
Masculino
Es una columnista de un periódico digital se llama Alma Delia Murillo, aquí en seguida te pongo el link:

Just a moment...

Es muy buena, a mí me gusta su forma de escribir y de ver y sentir lo que le rodea.
 
Arriba