Portal sobre el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP)

su-aliento - Blog borderline

 

Aun me gusta sentir la soledad, deslizar mi mano sobre su
seda… aun amo tus labios, desnudos de todo atisbo que muestre tus deseos.


Danzo junto a la vida y mi vida solo anhela la muerte.


Agotada.


Exhausta.


Fracasada en un intento que no tuvo comienzo, fracasada
ante tus ojos de luz de luna…


Ya vuelven los temores a acecharme cada noche, ya buscan
desgarrar mi ánima bajo sus dedos vacuos… y mi alma abierta
ofrece mis sueños, que danzan a este son del llanto,
florecidos desde el miedo…


Cierro los ojos y veo la nostalgia atacar bajo mis sabanas…


Lloro al compás del viento, me susurra que morir no es más
que el precio a pagar por el sufrimiento que cause.


(Mal momento, para decidir si fue el silencio quien rompió
mis mil esquemas de vida bohemia y mis anhelados sueños.)


Y es su mirada aquella que deprime mis miradas bajo la nada
de ver envuelto en llamas un futuro que ansiaba para
resurgir del infierno al que me condené…


Ama…y desgarra las palabras que regalo al viento.


Sueña… que mi alma ya murió en poemas y decidió cerrar sus
ojos a las penas y alegrías que pudieran entregar cubiertas de flores muertas.


Olvida el tiempo, el espacio ya esta muerto, la distancia
es el puente que une los lamentos de quererse bajo el
miedo, de ver pasar el tiempo, de ver romper los sueños
como lágrimas de cristal bajo el silencio.


Lloro, pero ya no lo lamento.


Grito, pero ya no tengo miedo de ver sangrar mis ojos si
por verla de nuevo tengo que volver a revolver en los recuerdos…


Me roza su aliento, noto el hielo de su ira descargar sobre
mis besos, los recuerdos que no encuentro, los abrazos que
no siento, mi sangre recorriendo el suelo en busca de otro cuerpo…


Dime donde va el silencio cuando muere entre los gritos del
miedo y los golpes en el templo que albergo tu infancia y
aquellos prohibidos juegos bajo las mantas.


Dime sin demora donde esta el cielo, yo ya encontré el
infierno, y ya no puedo pasear mas entre sus campos este
lamento sin sentir que ya he muerto bajo el manto del tiempo.

Anais

desde-mi-silencio

 

Desde mi silencio…

Mis palabras vagan a la deriva entre mis labios, resbalan, inertes, cayendo al abismo junto a mis lágrimas.

Mis manos, presas del dolor del alma rota, yacen junto a mis ojos reteniendo su dolor…

Escribo, escribo y me ahogo en mis palabras que acuchillan cada sentimiento terminando con su existencia, con mi existencia, con mi vida fracasada, la cual han creado por mí sin tan solo preguntarme.

Odio. Odio y siento odiarme.

Me odio, te odio.

Odio estas malditas palabras incapaces de hacerme sacar este dolor que me quema por dentro.

Ya lo avisaron mis sueños… “una vida mejor te espera en nuestro lado, abandona…” pero cobarde incluso para morir sigo clavada en esta celda que es mi vida, que agota y extingue mi existencia entre sus labios, me besa con el beso de quien odió a su enemigo.

Cae. Cae.

Cae moribunda sobre mi cuerpo, me grita la tierra, llorando por abrazarme para siempre (halagada he de sentirme de que clame mi presencia).

Vago cansada de llorar, odiando al demonio blanco que visita noche tras noche los pies de mi lecho, al demonio negro que ocupa mi vida y oscurece cada acto, cada paso que doy…

Las estrellas deben llorar mi desconsuelo, la luna debe odiar tanto sentir…

Te ansío, te amo, te deseo, te necesito…

Escucha mis lamentos y cobíjame bajo tu ser…

Mátame muerte, mátame, aprieta mi cuello bajo tus delicados dedos y hazme llegar a mi ansiado final.

Me llamas…

Desde mi silencio…me llamas, me asaltas, requieres mi dolor para continuar en este mundo sin sentido… Gritas.

Se me va la vida…

Grita un poco más, golpea un poco más, desprecia un poco más, bebe un poco más, humilla un poco más, tan solo un poco…

Aún queda fuerza en mi interior para soportarlo… aún no me deja marchar de aquí mi cobardía…

Loca (Susana).

Loca.

Clamarán todos a mi paso… y mi cabeza de nuevo rozará el suelo en un intento de abrirlo en dos y sumergirme para siempre en su silencio…

Loca.

Suspirará cada pared que se estreche sobre mi cuerpo.

…Loca…

Y las lágrimas aún brotaran del cielo junto a mis ojos…

Amar, odiar, fingir…

Los que me afligen fingen amarme, amo a quien me aflige, desespero a quien amo…

Amamos. Odio y amo bajo una misma máscara.

Lloro. Grito. Lamento…

…Loca…

 

Anais.